martes, septiembre 27, 2005

Morir.

Morir, que fuerte la palabra, sin embargo la siento tan solo como un trascender, difícil pensarlo, difícil sentirlo y más aún difícil volcarlo. Así lo siento, me siento preparada para vivir todo lo que debo vivir, sé que si muero en este plano, seguiré viviendo en ese plano más amoroso y limpio, así lo siento, razón por ello vivo hoy, ni mañana ni después, sólo Hoy. Palabras fuertes que me he atrevido a volcar, pues las siento.

2 Comentarios:

Blogger Atcharya dijo...

Es verdad,.. como cuando vivíamos en el vientre materno, los órganos que nos vieron crecer y desarrollarnos, tal vez lloraron nuestra supuesta muerte... lo que ellos no sabian era que tal muerte era solo ilusoria ya que estábamos naciendo a otro sistema, a la vida exterior... Cuando nos crean aquí muertas, en realidad naceremos a otro sistema,.. o tal vez, para emigrar a otro sistema debamos por lo menos pulir nuestra condición de humano común, osea alcanzar algún grado de iluminasión, mientras eso no se de, según mis creencias, volveremos a encarnar, hasta que algún día rompamos el ciclo y nazcamos realmente a otro mundo, el mundo de la perfección, de la dicha eterna, donde no hallan, cuerpos que cuidar del frío y del hambre, donde no se vele por intereses personales, donde todos nos queramos incondicionalmente, donde todos al fín seamos uno...

Un abrazo, Atcharya

11:16 a. m.  
Blogger Christian dijo...

me costo mucho poder acostumbrarme a vivir el hoy a concho, responsablemente para mañana poder vivirlo también a concho...

Cuesta, pero vale la pena...
Animo..

4:04 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal