martes, septiembre 27, 2005

Mi Hijo es Mi Vida.


Gracias, y que cuesta decir Gracias.... Venía en el avión, un día cualquiera de Septiembre, recriminando a mi hijo por teléfono, que no estudiaba, que porfiando en su edad de adolescente, quiere hacer lo que se le viene en gana, pensaba...... lo retaré, lo castigaré, le quitaré lo que más quiere, debo "actuar", debo incluso pegarle una cachetada y fuerte, porque, que bién se lo merece.....................En el asiento delante mío venía una jóven madre junto a su hijo desvalido, retrasado mental, en silla de ruedas, moviendo sus manos y cabeza sin control, gritando o gimiendo sin control, su madre silente a su lado. Me dije.... gracias Padre por darme un hijo sano, Gracias por tener un hijo que me habla, por haberme dado un hijo que cada noche me dice buenas noches Mamá junto a un beso en mi mejilla, Gracias Padre por darme un hijo que juega a la pelota, por contarme sus sinsabores, por preguntarme lo impensable, por tener una comunicación abierta y limpia. Gracias Padre por darme la oportunidad de valorar lo que me has dado, por tener la oportunidad de enseñarle a mi Amado Hijo un ápice de la vida. Gracias Señor.

1 Comentarios:

Blogger Lluvia sobre tu piel dijo...

Lindo relato. Muchas veces no sabemos las cosas que el Señor nos regala. Les pasamos por alto, por debajo, por encima,...y cada instante todo es un hermoso regalo.
Un beso.

8:21 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal