martes, noviembre 15, 2005

La Familia.

La Familia, solución para la crisis que vive la sociedad actual?, abandono del hogar, ruptura del vínculo matrimonial de hecho y/o de derecho, drogadicción, alcoholismo, niños abandonados? Todo esto desaparecería si la familia respondiera a su función original de lo que realmente es, como primera escuela de valores humanos y sociales, comunidad de vida y amor. Falta de aceptación de la situación vivida, son reacciones comprensibles, pero carecen de una visión y acción positiva para cambiar lo que se puede cambiar, como por ejemplo aceptar lo que NO se puede cambiar. Todos inevitablemente tenemos problemas y atravesamos por situaciones que pueden mejorarse, pero se necesita de tiempo del deseo positivo de hacerlo y del esfuerzo constante. Como mortales que somos, tendemos a destacar siempre lo negativo y no alcanzamos a vislumbrar "ello" lo positivo y exageramos las situaciones difíciles y negativas. El análisis debiera empezar con el conocimiento de nosotros mismos. No cabe duda que los padres somos los primeros responsables, cosa de la cual muchos estamos distantes, en los tiempos que vivimos. Un matrimonio bien relacionado es la base y el sustento de la familia, su buen funcionamiento, el mejoramiento personal, la seguridad y equilibrio que se debe dar a los hijos. La mejor manera de educar a los hijos es por medio de una buena relación conyugal. Qué difícil es buscar la causa de las tensiones que impiden el mejoramiento personal y la del cónyuge si vivimos en una situación conflictiva, pero hay que tener la iniciativa para superarla, saber dar y saber recibir, comprender y exigir. Base de la relación conyugal es el respeto en su sentido más profundo, no respetar podría ser “incluso” humillación. Importante es aprender a conocer los conflictos para lograr una comunicación positiva. Máxima prueba de amor es el DOLOR, se ha de dar aún cuando no sea fácil, cueste trabajo o duela y muchísimo. Expresión sana y limpia de respeto, cosa difícil en los tiempos que vivimos, pero a mi juicio debe ser así. Bendiciones para Uds. En relación a los hijos ellos deben contar con libertad. Importante es educárseles en la libertad y para la libertad, para lo cual se necesita establecer un plan con objetivos para cada hijo, a corto, mediano y largo plazos y acción en ello. Conocer a nuestros hijos mediante la observación y la búsqueda de información proveniente de todas las personas que los rodean. Siempre aceptar a cada hijo como es, con sus cualidades y sus defectos, son personas diferentes, aunque lo olvidemos. Y no olvidar que no son la proyección de uno mismo. No existen los hijos perfectos. Hay que aceptarlos como son, pero a la vez hay que establecer objetivos concretos para cada uno como por ejemplo pequeñas obligaciones relativas al orden, solidaridad, generosidad, amor, entre otros. Importante es buscar soluciones apoyándose en lo positivo de ellos, elegir lo más conveniente para el hijo y luchar por que él adopte un plan de acción para mejorar. Aprovechemos las capacidades y las cualidades de nuestros hijos para ayudarlos a mejorar y lo negativo neutralizarlo, para ello es mejor abrirse a sus amigos y a su ambiente, a mi modo de ver. Bendiciones para Uds.,

1 Comentarios:

Blogger Atcharya dijo...

Que sabiduría encierran tus palabras... en Francia, la educación tiene la visión de que todos los padres son malos, si que desde aquel concepto se imparten las clases en los colegios, acertada visión la de los franceses, considerando todo lo que aquí explicas y las trancas de muchos de nosotros! del mundo entero!!!...

Como siempre Alitas, Emprendiendo El Vuelo, aquí, al mejoramiento de la family....

Un beso *>*

2:44 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal