martes, marzo 21, 2006

Perdonar.

Muchas veces sentimos que una amistad, cualquiera sea su naturaleza, se rompe por cualquier causa, lo más común es la aparición de sentimientos negativos, la envidia, rencor, odio y el deseo de venganza, llevándonos a perder la paz interior. Al perderla, los que están a nuestro lado sufren las consecuencias de nuestro mal humor y falta de comprensión. Debemos aprender a perdonar a quienes nos han ofendido, como un acto de disculpar interiormente las faltas que han cometido otros. No debemos interpretar, ya que creamos un problema en nuestro interior, y enjuiciamos a quienes no tenían la intención de herirnos. Para personar debemos evitar interpretar actitudes, no hacer juicios sin antes preguntar, ya que cuando nos damos cuenta que no había motivo de molestia nosotros debemos pedir perdón. Llega el momento de escuchar pacientemente nuestro interior y comprender los motivos. Los resentimientos impiden nuestro desarrollo hacia una esfera más alta. El Perdón enriquece al corazón.

3 Comentarios:

Blogger VAMFIRE dijo...

Se siente bien estar en paz interna, paz con la conciencia y el corazon. Perdonar, nos hace mas bien a nosotros mismos que a cualquier otro. Un verbo que se debe usar mas frecuentemente. Totalmente de acuerdo.

2:08 a. m.  
Blogger Lady Blue dijo...

Claro que sí, perdonar enriquece el corazón, pero sólo cuando perdonas por completo. No vale decir "perdono, pero no olvido" Eso No es perdonar. Tenemos que ser capaces de olvidar aunque sea difícil, esa es la única forma de estar verdaderamente en paz. El perdón engrandece.
Lindo texto Julia. Un abrazo

3:10 a. m.  
Blogger fgiucich dijo...

Cuán difícil es perdonar. Pero, coincido contigo: es necesario hacerlo. Abrazos.

4:05 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal