miércoles, julio 18, 2007

Nuestro Guía Interno.

Existe un momento determinado en que al mirar atrás nos damos cuenta que nuestro mundo físico no es el objetivo final de la existencia y entonces las inquietudes sobre esa existencia nos obligan a mirar hacia adentro de nosotros mismos, allí donde reside la fuerza espiritual, un mundo extenso en experiencias, recuerdos, descubrimientos, un mundo lleno de Luz. Pero sólo podemos entrar en este mundo de luz, cuando ya hemos pasado por la oscuridad. Es en ese mundo de luz donde se siente gran liberación y poder, donde se comprende que la voz del Ser Superior, es más fuerte que la voz de nuestro Ego. Esa es la presencia que se siente como la voz interior que nos guía en todo momento, es nuestra Intuición. Estamos totalmente llenos de su presencia divina que nos protege, nos aconseja, nos habla. ¡A veces decimos que es nuestra conciencia! Irradiamos nuestro estado interior, reflejamos en nuestro rostro, nuestra sonrisa, nuestros ojos, y en la capacidad de tolerancia, bondad y amor, el Ser que nos habita adentro. Un ser lleno de luz transmitiendo y contagiando amor hacia cada una de las personas que están en nuestro camino. El ser humano tiene una inmensa capacidad para razonar cada acontecimiento y sacar conclusiones dejando de lado la voz interna, que es tanto o mayor que nuestro propio razonamiento, es nuestra conexión con Dios. Una manera de sentirla diariamente en nuestra vida es decretando su acción plena en ella, invitando a esa presencia gobernante a comandar la armonía, la felicidad y la opulencia de Dios en nuestra mente, nuestro hogar y nuestro mundo. Si aprendemos a confiar en esta presencia poderosa, nuestra vida se llenará de gozo, emoción y prosperidad. Vamos a invocar entonces a ese Guía Interno para que actúe constantemente en nuestra vida diciendo cada día: "Siento la presencia de mi Guía Interno actuando en mi existencia, manifestando la perfección en mi mundo, ella me acompaña y yo confío en su fuerza". Y deje actuar el decreto sin preocuparse más pero con la plena convicción de que su Guía Interior está constantemente actuando para usted con armonía y perfección. Bendiciones para Uds.

4 Comentarios:

Blogger fgiucich dijo...

La vida interior nos muestra el verdadero derrotero de nuestra existencia. Abrazos.

8:00 p. m.  
Blogger TEA CUP CLUB dijo...

Fortaleciendo la conexión con nuestro Guía Interior a través de la meditación, sintonizamos con la infinita sabiduría del Universo. De esta manera, accedemos a una inagotable fuente de Autoconocimiento e Intuición. Una verdadera brújula para nuestro viaje de Transformación.
Todos nosotros venimos a este mundo con la capacidad intuitiva de reconocer aquello que necesitamos a cada paso de nuestro camino evolutivo. Poco a poco las influencias externas recibidas a lo largo de nuestra vida, nos van llevando a alejarnos de este núcleo de Sabiduría Interior. Como adultos, podemos recobrar este sentido de orientación innato, aceptando que toda Verdad necesita ser hallada dentro de nosotros mismos y que, aún cuando se nos presente bajo una apariencia externa (ya sea la de un maestro espiritual, sanador, terapeuta, etc.), debe ser comprendida como un reflejo o expresión de nuestro propio Ser Superior. Por eso el verdadero maestro no es aquel que se presenta como teniendo todas las respuestas, sino el que es capaz de brindar herramientas que puedan ayudarnos a encontrarlas en nosotros mismos. El “Guía Interior” representa ese aspecto dentro nuestro que puede conducirnos hacia las respuestas que nuestra conciencia necesita oír en cada momento.

Muy lindo todo lo que has puesto hoy, llena el corazon y sobre todo nuestras ALMAS Y ESPIRITU

Abrazos

Veronica

10:15 p. m.  
Blogger Alas al Viento dijo...

Gracias Verónica, muy lindo y enriquecedor tu comentario, un abrazo,

11:33 p. m.  
Blogger Alas al Viento dijo...

fgiucich, tienes mucha razón, de nuestro interior nace la vida, cariños

11:34 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal