martes, octubre 31, 2006

Saludos.

Hola amigos, ya muchos lo saben, pero les cuento, tuve una hermosa florería, llena de amor y magia, pero no pude seguir con ella, tenía que elegir la Florería o mi Trabajo en Oficina. Difícil, ya que la florería me entregaba amor, paz, tranquilidad, quietud; sin embargo la oficina me entrega trabajo y estabilidad: no podía con las dos cosas a la vez. Resumen: me quedé con la Oficina, lo que he hecho desde muchos años, ufff! ni les cuento cuantos, desde que tenía 19 años. Gracias a la Divina Providencia, experiancias de vida y el peregrinar por la vida, me quedé en la Oficina. Me siento tranquila, dichosa por lograr mis objetivos y saber cuando debo decidir y quedar en la quietud del aprender. Un abrazo.

2 Comentarios:

Blogger Hunter dijo...

Una verdadera lástima, pero en este mundo hay que optar por lo que da estabilidad, las flores, pese a su belleza, la paz y tranquilidad que dan, no ofrecen seguridad sobre todo económica.

12:57 p. m.  
Blogger NOEJACOBO dijo...

Dios le dijo a Noe el mundo no se acabara por mi propia mano si no por la misma mano del hombre.

9:53 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal